Leyendo Eclesiastes

Hoy me levante con cierta depre… ¿porqué? ni yo lo sabia, al menos no hasta que me puse a leer la Bíblia. Me puse a leer el libro de Eclasiastes y ahí encontré el motivo de mi depre. No se si a todos nos pase pero al menos yo me he dado cuenta que mucho de lo que vivimos en esta vida resulta absurdo.

En el libro de Eclesiastes, el autor manifiesta que todo en esta vida es vanidad, es decir, que todo es pasajero, y que la importancia que le damos a las cosas, es demasiada. Nos afanamos tanto por cosas que pareciera mentira que mañana no importarán. El carro lujoso de hoy, mañana será chatarra. El desamor del mañana, más tarde será olvidado. El puesto logrado en el trabajo, quien dice que no se odiará en el futuro. Y qué son los rencores sino pérdida de tiempo? Todo en esta vida pasará: moriremos igual pobres que ricos, famosos que anónimos, exitosos que fracasados y al final que de bueno goza el hombre, dice Eclesiastés, sino el comer, el beber y pasarla bien?

Creo que no hay mayor Felicidad que el gozar al maximo los días en que la vida te sonríe y soportar con sencillez cuando la adversidad nos atrapa. Trabajar con gusto y hacer las cosas bien, sin preocuparnos por lo que vendrá sino gozando y haciendo frente lo que hay, es lo que hace al hombre feliz.

No hay felicidad completa, no en este mundo, y el que se afana por alcanzarla, en su esfuerzo encontrará la pena y el sufrimiento. Porque más feliz es quien acepta la vida como es y aprovecha lo bueno que encuentra, que aquel que por buscar la felicidad absoluta, se frustra y no disfruta ni de lo bueno que tiene.

La felicidad, según entendí, está en gozar cuando hay que gozar, soportar con paciencia, cuando hay que sufrir sabiendo que ya pasará, y pasarla bien hasta que llegue el último día.

Japi Niu Yir!!

Antes que todo, Feliz Año Nuevo!!!

Ya estamos a 2 de Enero del 2008… y estoy próximo a cumplir 27 años de edad (me estoy haciendo viejo…). Y bueno, hoy me interesa escribir acerca de mis propósitos para este año… mmm en realidad solo tengo uno: destacarme en mi trabajo, y no hablo de ser el mejor, sino de tatuarme la camiseta. ¿Que porqué no tengo más propósitos? Pues porque ya me di cuenta que con uno es suficiente.

El año pasado, escribí varios propósitos pero de todos creo que solo cumplí uno, y este fue el tener un empleo estable. Por los demás, me da pena decirlo pero o los deje a medias o de plano casi ni los toqué. De igual manera trataré de mejorar esos aspectos que me propuse el año anterior, pero ahorita solo tengo uno y muy claro. Espero que el próximo año pueda decir que lo he cumplido.

Y ustedes como salieron con sus propósitos?

Disfrutarse a uno mismo

felizHace rato leí una reflexión que no es mi deseo compartir con ustedes jajaja, pero lo que si quiero destacar, es que en dicha reflexión se hablaba sobre la importancia de disfrutar la compañía de uno mismo.

Me llamó la atención porque precisamente en la mañana iba pensando en eso sin saber que en la noche lo leería en otro blog. Neta que que fregón es cuando puedes disfrutar de tí mismo y de tu propia compañía. Cuando llegas a este punto, dejas de estar solo. Pienso (aunque a lo mejor me equivoco) que somos pocas las personas que nos sentimos contentos de ser nuestra propia compañía… a mi me encanta manejar a veces sin un rumbo específico mientras escucho música. O irme a un café y estar ahí solo. También de vez en cuando me escapo por ciertos lugares de Mazatlán tan solo para contemplar mientras me acompaño.

Tal vez para muchos, estas palabras no signifiquen nada más que pen… samientos cursis, pero creanme, estoy enamorado de mi propia compañía.

Valemadrista o pragmático?

El día de hoy tuve una discución con mi mamá (como de costumbre) sobre un asunto que a mi en lo personal me tiene absolutamente sin cuidado, pero que a ella le preocupa bastante… es el famoso tema del “que dirán si…”

La discución se puso acalorada (y no precisamente por el calor que hace), y al final, me hice esta pregunta: Rogelio, que pasa contigo? o eres valemadrista o un tipo pragmático? [Cabe aclarar que para mí, pragmatico es sinónimo de práctico, es decir, una persona libre de complicaciones, o que tiene las complicaciones que elige tener a la vez que es capaz de ver la vida objetivamente, al mismo tiempo que la vive de la forma más práctica según considere]

Me hice esa pregunta porque  por ejemplo, yo soy de las personas que no echan mucho de menos a otras… cuando alguien muere, no me siento triste aunque tampoco indiferente y no porque no aprecie a las personas, sino porque para mi la muerte no es mas que un trámite, algo así como trabajar, o sea, algo que tiene que pasar pero que no es mas que una parte de la vida (creo en la vida eterna).

Cuando hay un problema me pregunto: puedo resolverlo? Si la respuesta es si, lo resuelvo, si la respuesta es no, me despreocupo del asunto (al fin que no puedo hacer nada, aunque de vez en cuando me cuesta desentenderme de la cuestión en sí) y si puedo resolverlo, pero no quiero hacerlo, simplemente no lo hago.

Me importan los sentimientos de las personas y me ocupo de hacer el bien cada que puedo y quiero, pero no me considero sentimentalista… si alguien me arta con sus niñerias puedo pasarle de largo sin ningun remordimiento. También tengo otra cosa que es que la mayoria de las cosas que me hagan o digan se me resvalan, les resto importancia o las justifico. No me gusta complicarme la vida, creo que lo mejor es difrutar cada momento, pues al siguiente no sabes ni que ha de suceder.

Ustedes que creen? soy valemadrista o pragmático (según mi definicion).

Ultima nota: a veces

Recuerdos: Tu también tienes esas cicatrices?

El día 29 de noviembre del 2005, escribí la siguiente reflexion:

En un dia caluroso de verano en el sur de Florida, un niño decidio ir a nadar en la laguna detras de su casa.

Salio corriendo por la puerta trasera, se tiró en el agua y nadaba feliz. Su mamá desde la casa lo miraba por la ventana, y vio con horror lo que
sucedía. Enseguida corrió hacia su hijo gritándole lo más fuerte que podía. Oyéndole el niño se alarmó y miró nadando hacia su mamá. Pero
fue demasiado tarde.

Desde el muelle la mamá agarró al niño por sus brazos. Justo cuando el caimán le agarraba sus piernitas. La mujer jalaba determinada, con toda
la fuerza de su corazón. El ocodrilo era más fuerte, pero la mamá era mucho más apasionada y su amor no la abandonaba.

Un señor que escuchó los gritos se apresuró hacia el lugar con una pistola y mató al cocodrilo. El niño sobrevivió y, aunque sus piernas sufrieron bastante, aún pudo llegar a salió del rauma, un periodista le preguntó al niño si le quería enseñar las cicatrices de sus piernas. El
niño levanto la colcha y se las mostró.

Pero entonces, con gran orgullo se arremango las mangas y dijo: “Pero las que usted debe de ver son estas”. Eran las marcas de las uñas de su mamá que habían presionado con fuerza. Las tengo porque mamá no me solto y me salvó la vida”.

Moraleja: Nosotros tambien tenemos cicatrices de un pasado doloroso. Algunas son causadas por nuestros pecados, pero algunas son la huella de Dios que nos ha sostenido con fuerza para que no caigamos en las garras del mal. Dios te bendiga siempre, y recuerda que si te ha dolido alguna vez el alma, es porque Dios, te ha agarrado demasiado fuerte para que no caigas.

Comentarios?

Todo inicia con un pensamiento.

Speedy Wash

Una vez que me estaba confesando, recuerdo que el padre me dijo: recuerda que “Todo inicia con un pensamiento”. Reflexionando sobre lo anterior, confirmo que es muy cierto: cualquier cosa que hagamos, buena o mala inicia así.

A veces, se nos ocurren buenas ideas, como al Lucho, un amigo que acaba de poner su negocio: lavado de autos a domicilio (servicio solo en Lomas de Mazatlán, el telefono está en la imagen). Otras veces, se nos ocurren malas ideas, que nos llevan a hundirnos o pisotear a los demás, muchas veces sin querer.

En otra ocasión escuche que somos lo que pensamos, y en otra oportunidad, escuché que somos tres personas a la vez: la que la gente dice que somos, la que nosotros creemos que somos y la que realmente somos. Las primeras dos personas es el resultado de lo que se persive por parte nuestra o de la gente acerca de uno… la ultima, creo yo, es el resultado de lo que finalmente aceptamos como cierto de las dos primeras persepciones.

De ahí la moraleja: cambia tu vida cambiando lo que piensas, seleccionando cuidadosamente los pensamientos, desechando los que no te llevan a nada gratificante.